Tu como yo somos los “Eli” que Dios a levantado en este tiempo, no solo para guiar los niños a su presencia sino también para velar por su integridad física y emocional pongámonos en la brecha, así que prepárate y se un Eli donde Dios te ha llamado a servir.